¿De malas?

Inicios del teatro en Bogot Coliseo Ramirez
Inicios del teatro en Bogotá Coliseo Ramirez


A finales del siglo XVIII , fue legendario un personaje íntimamente ligado al nacimiento del teatro en Bogotá, don  José Tomas Ramírez.
  Cuenta la leyenda que era Ramírez, un jugador empedernido que perdía su dinero y el de sus amigos noche tras noche frente a la mesa de juego.
Ocurrió que cierta tarde jugaba una ronda el oidor, funcionario del gobierno de la ciudad en medio de una mesa colmada de onzas de oro. Tuvo, el oidor una necesidad imperiosa e inesperada que le  obligó a levantarse de la mesa. No es adecuado retirarse del juego y más cuando se está ganando, pensó el oidor. Observó a su alrededor para dejar un sustituto que cerrase el juego y se jugara la cuantiosa suma en la mesa.  Allí estaba don José Tomás, arruinado y sin posibilidad de plante para jugar: aquel  que otrora fuera acaudálalo y ahora arruinado por su pasión desmedida al juego.  
Pidió el oidor a Ramírez que tomara su puesto y jugara con libertad. Al otro día afanado don José Tomás tocó la puerta, para dar noticia al oidor en su despacho. Este, le envió la razón de que no era necesario que se disculpara pues esa suma ya la había dado por perdida, teniendo presente,  “la fama de perdedor de Ramírez”
El oidor cedió entonces la cuantiosa suma que Ramírez había incrementado, ganando todas las manos.  
 Se dice que don José Tomas amante de las tablas pensó y ¿porque no hacer, con esa cuantiosa fortuna,  un buen teatro para la ciudad? Así fue pues que el primer escenario en la calle 10 antecedió con el nombre de Coliseo Ramírez, al emblemático Teatro Colón de Bogotá.